sábado, 19 de junio de 2010

La isla de El Hierro


El Hierro, La Legendaria, es la isla más meridional y occidental del Archipiélago Canario. Ya en el siglo II, Ptolomeo fijó el meridiano cero en el extremo más occidental de la isla, el faro de Orchilla, constituyendo el fin del mundo conocido hasta entonces. No fue hasta el siglo XIX cuando fue desplazado por el meridiano de Greenwich (Inglaterra).
Los primitivos habitantes fueron los Bimbaches, de origen bereber, que vivían en cuevas y casas de piedra y que no mantenían contacto alguno con otros pueblos, subsistiendo de los recursos que les proporcionaba la isla: agricultura, pastoreo, pesca...
El Hierro fue conquistada por Jean de Bethencourt a principios del siglo XV, en el marco de la conquista normanda del archipiélago canario, que sometió a las islas de Lanzarote, Fuerteventura y El Hierro. Los bimbaches ofrecieron escasa resistencia y pronto fue colonizada la isla con campesinos procedentes de Europa que no tardaron en mezclarse con la población original.
La isla, de 278 kilómetros cuadrados, ofrece una gran variedad de paisajes de marcada personalidad: desde las zonas áridas y formaciones volcánicas del sur, las fértiles tierras bordeadas por muretes de piedra que nos traen recuerdos de Irlanda y los frondosos bosques de pinos y laurisilva del centro.
Declarada Reserva de la Biosfera por la UNESCO en el año 2000, El Hierro se ha mantenido alejada del turismo convencional para alegría de todos aquellos que quieren que mantenga su verdadera identidad.
Para todos los que deseen gozar de la tranquilidad que proporciona el contacto con la naturaleza en una isla cargada de magia y leyendas, les recomiendo El Hierro como el lugar ideal para pasar unos días inolvidables y huir de las altas temperaturas del verano. ¡Estoy segura de que no se arrepentirán!
* Casa rural La Era: alojamiento recomendado en El Mocanal, Valverde.

14 comentarios:

virgi dijo...

Una monada la casa.
Preciosidad de isla, una auténtica maravilla, tantos paisajes diferentes en un trocito de lava. Y es verdad, cuando se pasa por la zona de San Andrés o El Barrio, parece que cruzamos parajes irlandeses.
¡Qué tentación!

Besos besos

mariajesusparadela dijo...

A veces pienso que el turismo acaba con todo lo hermoso.
Y doy gracias por las malas comunicaciones de nuestra tierra.
Es hermoso mantener puro lo propio.

tanci dijo...

Querida Alicia, maravillosa esta isla nuestra que conserva intactas sus peculiaridades y sus ancestros. Claro que vale la pena ir y disfrutarla. Vale la pena interiorizarla, disfrutarla y salir, después de unos días de estancia allí,purificado por el contacto de su naturaleza.
Con respecto al meridiano de Greenwich y que los herreños llaman "La Raya" existe un cortometraje de 31 minutos, de Andrés M.Koppel en el que se representa al farero de Orchilla, D. Agustín, que no está dispuesto a dar su brazo a torcer y ceder ante la Sociedad Cartográfica Británica que es quien decide establecer el meridiano cero en Greenwich.Y es que esa "Raya" ya llevaba mucho tiempo asentada en Orchilla.
La casa es preciosa y el paisaje que la acompaña magnífico. Conozco la zona. Unos días de descanso no nos vendrían mal...
Un abrazo desde "La Raya". ;-)

Alicia dijo...

Virgi, a mí también me tira mucho la belleza brava de la isla. Mi sueño es pasar temporadas rodeada de la paz que proporciona el ruido del mar contra las rocas. ¡un paraíso! Un abrazo, amiga

Alicia dijo...

M Jesús, El Hierro es un pequeño paraíso abrupto en medio del Atlántico ¡Vale la pena visitarlo!
Un abrazo

Alicia dijo...

Tanci, tenemos que organizar una expedición a esa isla legendaria para encontrarnos con nuestra propia esencia. Te mando un abrazo y te agradezco, como siempre, tu puntual visita.

ANTIQVA dijo...

Amiga, las Canarias son una de nuestras asignaturas pendientes... Nunca estuvimos alli... Y no tiene perdon la cosa.

Un abrazo

Ligia dijo...

Es una isla maravillosa. He estado allí varias veces, e incluso subí a lo más alto del Faro de Orchilla, pero de eso hace ya muchos años. Abrazos

Alicia dijo...

Antiqva, ahora si que no tienes perdón... pero por favor cuando vengas ¡no te olvides de avisarme! Un abrazo

Alicia dijo...

Ligia, yo no he ido tantas veces como me gustaría. ¡Creo que es una isla mágica! Un abrazo

FLACA dijo...

¡Quién pudiera!... Mejor dicho:¡Cómo me gustaría poder!...
Un lugar paradisíaco.
¡Qué lugares! Generalmente, cuando se viaja para España desde América, se va a la Península, a los lugares más tradicionales, y desconocemos esas maravillas.

Ojalá que tengas unas lindas vacaciones allí.
Besos.

Alicia dijo...

Flaca, el Hierro es verdaderamente una maravilla porque conserva todo el sabor de tiempos pasados. Además, es un punto donde se han esforzado mucho en manejar energías limpias y el paisaje, de una fuerza impresionante, te pone en contacto con tu verdadera esencia. ¡Ojalá puedas venir algún día! Un abrazo

AROBOS dijo...

Pues es una buena recomendación las que nos haces. Solo conozco, de las Islas Canarias, Lanzarote, que me gustó mucho; tengo pendiente otros lugares, como ese. A ver cuando es posible.

Alicia dijo...

Aro, yo te diría que El Hierro es lo opuesto a Lanzarote. Las islas occidentales son mucho más abruptas y poseen una vegetación muy diferente... El Hierro es un pequeño paraíso que ha permanecido sin grandes cambios hasta el presente. Espero que algún día te animes y pases unos días de paz alejado del mundanal ruído. Un abrazo