lunes, 28 de junio de 2010

El regalo camuflado


Hace unos meses, al acercarme a consolar a un amigo que había perdido una votación en favor de otro candidato, me dijo que no estaba preocupado porque los disgustos de este tipo eran regalos camuflados. Una frase muy cierta ya que en muchas ocasiones lo que parecía ser un bien se transformó en tragedia y, al contrario, lo que se presentaba como un disgusto morrocotudo fue fuente de una próspera felicidad.
Con la frasecita rumiando en la cabeza encuentro a cada paso ejemplos que la van confirmando y transformando en una máxima que debería presidir nuestras vidas.
Últimamente, veo con frecuencia a una parejita de mi edad con los que nunca he intercambiado palabra a pesar de haberlos mirado de reojo durante muchos años. Cuando me tropiezo con ellos, siempre me viene a la mente aquella tarde en la terraza del Hotel Médano en que los vimos entrar jóvenes y sonrientes, unos recién casados cogidos de la mano. Sé que los miramos con la envidia de los veintipocos años. Tan jóvenes y ya estaban casados. Para nosotras, deseosas de encontrar a Mr Right, aquellos dos eran iniciados que habían vislumbrado el mundo de los adultos y estaban frente a los tabúes que aun nos hacían ruborizar.
Pero el tiempo pasa rápido y, ya es tanto el que ha pasado desde entonces, que ambos se han convertido en abuelos. Yo los sigo mirando de reojo y, aunque nunca sospecharían ser tema de blog, sí que su contemplación me ha servido para ilustrar la frasecita del principio.
Si los viera entrar ahora en la terraza de aquel hotel no sentiría ninguna envidia. Los años me muestran que las soledades que atravesé estaban diseñadas para mí y que, gracias a lo que parecían contrariedades y desaciertos, he recibido regalos inesperados. No, visto desde hoy, no me hubiera gustado ser yo la que entraba cogida de la mano de mi joven marido.
¡Ahora sí que lo entiendo!

34 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Dice el refrán que "no hay mal que por bien no venga". Solamente hay que esperar para poder comprobarlo.
La frase es maravillosamente optimista. Ojalá siempre seamos capaces de ver esa realidad.

FLACA dijo...

Iba a decir lo mismo que María Jesús, menos mal que antes leí el comentario. Pero estoy totalmente de acuerdo contigo, qué diferente se ve la vida y aquellos tiempos desde este lugar.
Me parece que el tiempo, la soledad y algunas veces el dolor hacen crecer y enriquecer el espíritu.También el disfrutar de la vida a tope cuando uno es veinteañero y tiene esa maravillosa edad. No me arrepiento de haber conocido al de ahora platinada cabellera pasada ya la primerísima juventud.

virgi dijo...

La vida la entendemos "bastante después". Tendríamos que tener un poquito de serenidad zen, para saber que todo tiene una razón y un motivo que comprenderemos cuando haya pasado el tiempo y maduremos algo más.
...¡pero he tenido que llegar a estas edades para saberlo!

Alicia dijo...

M Jesús, sabio refrán el nuestro. La vida, a posteriori, nos va poniendo ante los ojos la película con su argumento totalmente nítido. Sí, es optimismo lo que deberíamos desplegar cuando los tiempos no nos son tan favorables. Un abrazo

Alicia dijo...

Flaca, las cosas se contemplan con esa luz de la madurez que tiene la virtud de poner todo en su sitio. Es como esa inyección dolorosa que luego finalmente nos va a curar. Un abrazo, Flacuchita y arriba Uruguay.

Alicia dijo...

Virgi, es verdad que a veces tenemos que dejar pasar tanto tiempo que tenemos la sensación de que hemos desperdiciado la vida... igual parte de ese 'desperdicio'constituía nuestro aprendizaje.. Te mando un abrazo

tanci dijo...

Alicia querida, me ha parecido un sabio post. Sabio de enseñanza- aprendizaje y con mucha "savia". Reflexiono mucho. Lo he leído varias veces, más que nada porque después de muchos años he llegado a la misma conclusión que tú. Ahora me planteo el porqué en nuestras escuelas y en nuestros centros de educación no se nos enseña más a "estar a bien con la vida". Y estar a bien con la vida es estar bien contigo misma, con lo que te rodea y con lo que vas experimentando. Digamos que, desde mi punto de vista, haría falta una asignatura que estuviera enfocada al "placer de vivir" o bien " la felicidad como meta de vida". Al fin y al cabo creo que en la búsqueda de la felicidad estamos todos los humanos.
Después aparecerá el que la persona sea más o menos feliz etc. etc etc.
Me encantó lo de los regalos ocultos y eso me recuerda una entradilla que yo hice, no hace mucho, en dónde precisamente hablaba de los regalos recibidos y que no esperamos y que, en definitiva, vienen a conformar parte de esa sorpresa que nos da la propia vida. El post lo titulaba "De regalos".
Lo bueno ahora es, que si bien andábamos por la vida un tanto desorientadas, ahora al menos somos capaces de percibir "las señales" y para mi constituye el mayor aprendizaje desde hace muy pocos años. Insisto Alicia, debería modificarse algo el currículo de los centros educativos a fin de conseguir lo que ya hace siglos decía un sabio taoísta:" El error de los hombres es intentar alegrar su corazón por medio de las cosas, cuando lo que debemos hacer es alegrar las cosas con nuestro corazón".
Dicho esto, se me ha quedado tan buen sabor de boca con tu nueva entrada que da pié para un buen debate filosófico y psicológico. No te quepa duda, volveré a leerlo porque en él está gran parte de la esencia. Gracias por estas letras con las que nos has congratulado.
Te mando un buen abrazo. Y de verdad, el mío no está camuflado. ;-

ANTIQVA dijo...

Amiga, es imposible saber que es lo que nos va o no a conducir a la felicidad... Es imposible saberlo "antes de..."

Ahora, eso si, para ser feliz hay una condicion sino quea nom... Uno debe empeñarse en ser feliz... Lo conseguira o no, pero debe empeñarse en ello. El camino sera sin duda insospechado.

Puede pasar cualquier cosa ante cualquier decision que tomemos, pero debemos intentar ser felices.

Un abrazo, amiga

Ligia dijo...

Pues sí, Alicia, el tiempo pone todo en su lugar. Mi madre solía decir "el tiempo lo dará por testigo...", y ahora es cuando me doy cuenta de muchas cosas. Abrazos

Candela dijo...

Pues sí, Alicia. Tú conoces mi forma de pensar y está en esa misma línea. Un NO no es necesariamente una cortapisa, puede ser una puerta. Es precioso este blog.

Alicia dijo...

Tanci, creo que has dado en el clavo con eso de incluir en los curriculos unas enseñanzas sobre la vida en sí y como encaminarnos hacia ese fin último que es alcanzar la felicidad. Pero, tal y como está el panorama, dudo mucho que Milagritos haya pensado en eso. Un abrazo fuerte

Alicia dijo...

Ligia, la pena es que nos demos cuenta de todas esas cosas tan tarde... aunque supongo que siempre hay tiempo para virar el rumbo y encaminarse hacia la felicidad. Un abrazo

Alicia dijo...

Antiqva, me gustó mucho eso de empeñarse en ser feliz... creo que nos olvidamos de que todo depende de nosotros mismos y nos dedicamos a mirar lo que nos falta... sí, hay que empeñarse en ser feliz. Un abrazo

Alicia dijo...

Candela, ya sé que tu línea es ésa y tu vida es un claro ejemplo de todo ello. Te agradezco tus visitas y tus cariñosas palabras. Un abrazo

Conchi dijo...

Todo lo que pasa en nuestras vidas es porque tenía que pasar, y ocurre en el momento apropiado, aunque no lo entendamos. A lo mejor con el tiempo logramos comprender el destino, o no, vete tú a saber.
Lo cierto es que me gustó leer una vez más tus reflexiones.
Gracias, amiga, por lo de "difrútalas con la tranquilidad que da el trabajo bien hecho (eso lo ratifico también..)". Me hizo gracia leer lo de dentro del paréntesis, jeje.
Ya tengo vacaciones. ¿Y ahora, qué? No planifico nada, día a día... ya veremos.
Un abrazo grande
Conchi

sinkuenta dijo...

Conchi, espero que disfrutes de ese no saber qué hacer en vacaciones... ¡no es tan fácil como parece! Me alegra verte aparecer y saber que estás puntual al otro lado. Un abrazo, amiga

Gloria dijo...

Cuando era jovencita mi abuela me decia..." Que la experiencia se paga a precio de juventud" No comprendia que queria transmitirme.

Ahora que soy mayor lo comprendo.
Y he aprendido que,cuando se cierra una puerta,se abre una ventana.Lo importante es tener serenidad-como dice Virgi-

Que tengas un buen fin de semana.
Te mando un fuerte abrazo!!!

Alicia dijo...

Gloria, gracias por tus bonitas palabras. La pena es que nos damos cuenta de las cosas un poco tarde ¿no crees? pero bueno, también dicen que nunca es tarde si la dicha es buena ¿no? Un abrazo

AROBOS dijo...

Tengo un amigo que cree que lo que pasa es siempre lo mejor, así que aunque sea una desgracia lo que le sucede a él o a cualquiera, siempre exclama: "eso es lo mejor que podía haber pasado". Es una manera muy peculiar de ver las cosas. Pues eso parece deducirse de tu reflexión o, como dice Mariajesusparadela, "no hay mal que por bien no venga"

Athena dijo...

El día que comience a entender la vida me asustaré de verdad.

Saludos.

P.D. Llegué aquí "saltando" desde Virgi, bonita casa.

Alicia dijo...

Aro, tu amigo es muy sabio. Yo me voy dando cuenta con el paso del tiempo de que las cosas que suceden son las que tienen que suceder. Un abrazo

Alicia dijo...

Athena, gracias por tus palabras y bienvenida a mi blog. A lo mejor te asustas, pero lo más satisfactorio es darse cuenta de que las lágrimas vertidas fueron para algo mucho mejor. Un abrazo

Natacha dijo...

Ay amiga... cuánta razón. Solo el tiempo te demuestra que aquello que anhelabas no era lo adecuado y lo que te hizo sufrir, al final resultó tan beneficioso. Sería bueno poder saber a priori.
Yo, desde luego, no habría aceptado según que regalos de haber sabido las lágrimas que escondían.
Un beso muy cariñoso, mi niña
Natacha.

FLACA dijo...

Felicidades!!!... Un abrazo. Hasta la final.

Alicia dijo...

Natacha, tienes razón,¡cuántos regalos que salieron carísimos! Un abrazo fuerte, amiga

Alicia dijo...

Flaca ¡ya estamos en semifinales! igual llegamos los dos a la final... ¡mucha suerte el próximo martes! Un abrazo

Isabel Martínez dijo...

Alicia, tu reflexión es muy sabia, porque, con el transcurso del tiempo, comprobamos que lo valoramos como malo en un instante de nuestra vida, fue bueno en realidad para nosotras.
A mí me ha ocurrido muchas veces, por eso ahora tiendo a no calificar los acontecimientos, los siento y sé que más tarde entenderé su verdadero significado.

Preciosa entrada, me ha gustado mucho.
Un beso.

Alicia dijo...

Gracias Isabel por tu comentario. Me alegra mucho que te haya gustado el post. Sí, hay que tener paciencia para poder ver el sentido de las cosas. Te mando un abrazo

FLACA dijo...

¡¡¡VAMO' ARRIBA ESPAÑA!!!... Ya lo dijo Federico:
Alemania tendrá musa -sabido es que ellos parecen muy perfectitos-, pero ustedes tienen DUENDE, tienen esa fuerza y esa magia con las que no hay quien pueda.

A NO AFLOJAR, A REVENTARLOS A GOLES.
Así estoy de patotera con esto del Mundial.

FLACA dijo...

¡¡¡VAMO' ARRIBA ESPAÑA!!!... Ya lo dijo Federico:
Alemania tendrá musa -sabido es que ellos parecen muy perfectitos-, pero ustedes tienen DUENDE, tienen esa fuerza y esa magia con las que no hay quien pueda.

A NO AFLOJAR, A REVENTARLOS A GOLES.
Así estoy de patotera con esto del Mundial.

Alicia dijo...

Flaca, este país se ha vuelto loco... Es la primera vez en la historia que estamos en una final del mundial... La verdad es que tenemos un equipo muy bueno, lleno de jovenes figuras que practican un futbol lleno de encanto. Por cierto, Pedro es canario (de Tenerife)y Silva (de Gran Canaria). Vamos a ver como lo hacemos en la final. Un abrazo y muchas gracias, Flacuchita

mónica dijo...

Bonito post Ali, muy buena reflexión, especialmente útil en aquellos momentos en que las cosas parecen no ir demasiado bien. No sé si lo que nos pasa es realmente aquello que en aquel preciso instante nos tenía que pasar, aquello que, a la larga, más nos convenía, o este pensamiento es simplemente una sabia manera de consolarnos. Pero lo que sí es seguro es que cualquier situación difícil nos brinda valiosos regalos: la posibilidad de aprender o de hacernos más fuertes, la cercanía de las amistades verdaderas... y muchas vecessólo con el paso del tiempo somos conscientes de todo ello.
Me ha gustado mucho, transmite un mensaje verdaderamente optimista. Un abrazo fuerte fuerte!!!

SOMMER dijo...

Pues es verdad. No lo había pensado nunca, pero la vida está llena de regalos camuflados.

P.D. Hacía tiempo que no veia un monopoli tan "viejico", qué recuerdos, qué delicia¡¡¡¡

Anónimo dijo...

olz!! la kajiita me enkanta pero lo malo es que no hay molde y como xuxxa creen que la voi a armar psss weno xau tu xikititah