miércoles, 21 de julio de 2010

El nido - CONCURSO PARADELA DE COLES



Un nido de amor, el nido, anidar... palabras que traen ecos de comodidad y bienestar, de lugar último en el que no existe la amenaza y la concordia reina al calor de la lumbre. También se habla mucho últimamente del síndrome del nido vacío o malestar existencial que sufren las mujeres cuando sus hijos vuelan por sí solos y se alejan del nido. Lejos de ser un momento de gozo - la señal ineludible de que han cumplido correctamente su misión y de que sus vástagos han engrasando las alas que les permitirán volar hacia sus propias metas - la situación se vive como una crisis personal ineludible que pone en cuestión el sentido de la propia existencia. Después de años de vida agazapada tras las necesidades de otros nos miramos por primera vez ante el espejo de la verdad que nos devuelve el rostro de un ser que no reconocemos. El largo intervalo de tiempo transcurrido se ha tragado un trozo de vida y parte de nuestra naturaleza, como relatan los abducidos por extraterrestres incapaces de justificar unas horas de su existencia.
Pero los nidos no son ese lugar seguro libre de todo peligro. Guardo en mi memoria la ilusión que sentimos de niños al descubrir un nido dentro de un farol exterior de la casa en la que veraneamos. Lo que iba a ser la maravillosa aventura de ver crecer a los polluelos terminó trágicamente cuando un cortocircuito chamuscó el nido y sus ocupantes.
Celebremos pues la fiesta del abandono del nido y aplaudamos efusivamente el primer vuelo de nuestras crías convertidas en potentes aves ya que el nido es en sí mismo un lugar de engañosa paz con dependencias que, en caso de perpetuarse, podrían hacernos morir de inanición.

43 comentarios:

MAMÉ VALDÉS dijo...

Esperemos que la historia terminara bien y no mal, como bien dices la palabra NIDO suena a seguridad, y que el abandono sea con un vuelo alto y no una caida, un saludo desde Tomara que tu viera... y suerte

AROBOS dijo...

Una competidora de última hora.

Lo del nido vacío es un sentimiento que cada vez se siente más tarde, porque los polluelos de hoy día no se deciden a dejarlo con la prontitud de hace años.

Lo mejor de concurso es que que nos ha movilizado a muchos y nos ha facilitado el conocimiento de nuevos amigos.

Anna Jorba Ricart dijo...

Me acerco hasta aquí según las bases del concurso de Maria Jesus....

Dos momentos especiales en la vida: los primeros vuelos de las crias y el abandono del nido...en donde se mezclan sentimientos.

Un saludo contrincante.

emejota dijo...

Me ha gustado mucho tu exposición sobre el abandono del nido y de su aparente seguridad. Todo pasa, todo cambia la virtud está en adaptarse. Un abrazo de una participante y encantada de conocerte.

mariajesusparadela dijo...

Yo estoy con Arobos: ultimamente , y no solamente por la crisis, sino por la comodidad, los polluelos vuelan solos a sus juergas y diversiones; también a su trabajo. Pero les encanta la cama y comida que mami y papi les ponen en el pico...
Claro que está en el plazo. Realmente, aun espero la participación de Virgi, Txema y Mujer de Olé, que la anunciaron en su momento.
Pero, hoy acaba el plazo. Mañana hay que votar.
Recuerda que debes comentar en todos los blogs participantes.
Por la noche anunciaré el sistema de votación.

Desclasado dijo...

Hola, Alicia, soy su amistoso rival, Desclasado.

La verdad es que se está bien en el nido, jajajajajaja.

Suerte.

Miguel Ángel dijo...

Además de la corriente eléctrica, existen otros muchos enemigos de los nidos, que los hacen nada seguros.

Acabo de enterarme por ejemplo, que las ardillas hacen de las suyas; ignoro si es para comerse pajaritos crudos o por aprovechar semillas que caigan de la mesa.

Nido vacío también es la casa de tu entrada anterior. Se le fue todo el calor, aunque alguien trató de mantenerla con humor.

Y para nido cálido, tu vecina, que acaba de estrenar situación. Ya tendrá ella tiempo luego de recoger hojas secas, que ahora su juego tiene otro interés, le salió el seis en el dado de la suerte.

Carmela dijo...

El tema del " nido vacío" es un planteo realista .
Es verdad que duele verlos alejarse dejando la seguridad del nido pero también es saludable : la necesidad de aprender a volar con sus propias alas.
Me gustó mucho!

Alicia dijo...

Gracias Mamé por tus palabras y también esperando que el vuelo sea alto y sin complicaciones. Un saludo

Alicia dijo...

Sí, Aro, le dí tantas vueltas al asunto que no pude escribirlo hasta ahora. Acabo de dejarte un comentario en tu post que me gustó mucho. Un abrazo

Alicia dijo...

Muchas gracias por tu comentario, Ana. Este concurso nos ha puesto en contacto con muchos blogs interesantes como el tuyo. Un abrazo

Alicia dijo...

Gracias Emejota por tus palabras de ánimo. Como le decía a Ana, este concurso nos ha puesto en contacto con personas muy interesantes. Un abrazo

Alicia dijo...

M Jesús, el concurso es muy interesante.. lo único es que no había caído en que tenía que comentar en todos los blogs que participan y no sé si me va a dar tiempo de hacerlo. Espero poderlo hacer esta noche. Un abrazo

Alicia dijo...

Hola Desclasado, enseguida paso a ver tu post... Un abrazo

Alicia dijo...

Miguel Ángel, parece que te has dado un buen paseo por mi blog... me han encantado tus palabras tan a propósito. Te mando un abrazo

Alicia dijo...

Gracias Carmela, aunque cuesta verlos marchar, ésa precisamente es la señal de la labor cumplida, de que hemos tenido éxito en ello. Te mando un abrazo

Calvarian dijo...

Bueno mi madre conmigo no ha tenido ese malestar existencial jajaja. Son circunstancias de la vida. De tres polluelos...2 estamos aquí. Bueno, uno siempre estará( es minusválido ) y otro yo...que hago de "Sebastiana" y me encargo de la comida, y echo una mano a la matriarca con el enano capullo del peque.(37 añazos ya tiene)
Me gustó tu reflexión
Bésix

Anusky66 dijo...

ya te he añadido a la lista de participantes al concurso de Paradela , que hay en mi blog .
Mis "polluelos"" volaron del nido demasiado pronto y aunque sea por su bien no duele menos,pero de todas formas hay que animarles a volar muy alto .
Un beso

NINA dijo...

He venido a leer tu texto para poder votar.
A mi ya me va a tocar tener el nido vacío; pero estoy trabajando para tenerlo lleno de otras cosas!

suerte en el concurso!

Saluti

Caruano dijo...

Alicia, soy Caruano del blog cuucha.... y también participo en el concurso.
Yo también elegí la foto del nido y me agrada ver lo que puede generar una misma imagen para cada uno de nosotros.
"Celebremos la fiesta del abandono...", una manera muy realista y sabia de ver como emprenden sus vidas , en solitario y sin nuestra tutela, nuestros polluelos.
Un placer visitarte.

Paluchax dijo...

Muy cierto..el nido es engañoso..que quede vacío es racionalmente bueno y sentimentalmente tremendo. Digo, a mi me hubiese gustado quedarme ji ji.
Besos y suerte!Muy linda entrada.

Maia dijo...

Por eso es importante crecer mientras ellos crecen, soñar mientras ellos sueñan, seguir construyéndonos mientra apoyamos sus proyectos. Así, cuando se van, como debe ser, nos miramos en el espejo y nos reconocemos. Un buen escrito !

Txema dijo...

Hola me ha gustado el relato. Te devuelvo la amable visita que has hecho a mi blog y te invito a que psas alguna que otra vez.

un saludo

tanci dijo...

Querida Alicia, no había visto tu nuevo post. A pesar de que sigue la guía de un juego entre participantes, me tomo la libertad de comentar tu escrito. El nido no está vacío y muchas veces, aunque lleno, lo aparenta. Los restos de pequeñas plumas y cascaritas de huevo denotan que ahí ha habido vida. Y cualquier vida se lanza al abismo del camino; en este caso del vuelo. Unos aprenden rápido, otros torpemente deben pasar muchas más penurias para lanzarse a esa vida que siempre nos espera cargada de más vida, de más experiencias, de más logros. En definitiva. dejar el nido para unos y hallar el nido vacío para otros. Ambas caras de una misma moneda: coraje y empuje para andar (volar) según sus expectativas. Del empuje de unos aprenden los otros, y así interminablemente.
Bonito post cargado de sabiduría. Gracias. Un abrazo.

virgi dijo...

No he tenido tiempo ni inspiración para participar, pero he leído algunos y me han encantado.
Tu reflexión la encuentro muy tierna, querida Alicia.
Un abrazo fuerte.

Anna Jorba Ricart dijo...

Estoy contenta de haberte conocido al participar en el concurso de Paradela.
Si quieres pasar por el blog hay un video-resumen que tal vez te apetezca ver, está dedicado a Maria Jesus de Paradela y a todos los participantes.
El relato de esta entrada queda entre mis favoritos...
Hasta siempre.

periodistaenbabia dijo...

Y eso que abandonar el nido está cada vez más difícil jejeje

Siento no haber podido comentar antes en este post. Los fines de semana está un poco complicada la cosa :P
No hemos ganado en el concurso de Paradela, pero hemos podido conocernos unos a otros, cada uno con su blog y su estilo personal.

Un saludo!

Alicia dijo...

Calvarian, pues parece que tu madre tiene bastante trabajo con sus hijos... supongo que estará deseando que vueles del nido. Un saludo.

Alicia dijo...

Anusky, supongo que será muy doloroso verlos partir después de tantos años de desvelos. Un saludo y gracias por todo.

Alicia dijo...

Nina, haces bien en seguir llenando tu nido y tu vida de cosas que te llenen... a los polluelos hay que dejarlos volar y así, más adelante, volverán a contarte sus experiencias. Un saludo

Alicia dijo...

Caruano, ambos elegimos la misma fotografía.. te advierto que a mí me costó decidirme por alguna y, aunque el nido no estaba precisamente en muy buenas condiciones, al final fue la única que me inspiró. Un saludo

Alicia dijo...

Paluchax, hay mucho engaño profundo en lo que parece fácil y cómodo ¿no crees? Un saludo

Alicia dijo...

Maia: totalmente de acuerdo con tu planteamiento. Olvidándonos de nosotros mismos no podremos estar ahí para los otros....porque nosotros no seremos realmente nosotros. Un saludo

Alicia dijo...

Txema, gracias por tu invitación y por tus palabras. Un placer tenerte por aquí. Un saludo

Alicia dijo...

Tanci, por supuesto que siempre eres bienvenida y tus aportaciones no hacen más que enriquecer la idea inicial esbozada en el post. Los nidos son engañosos... y hay que saber lo que nos aportan y también lo que nos quitan. Un abrazo

Alicia dijo...

Virgi, esperaba ver tu participación en el concurso pero me imagino que habrás estado demasiado liada para hacerlo. A mí también me costó decidirme porque ninguna de las fotos parecía inspirarme demasiado. Un abrazo

Alicia dijo...

Ana, muchas gracias por todo lo que has ido publicando con respecto al concurso. Me gustaría felicitarte por tu aportación al mismo y por el poema tan maravilloso que te inventaste casi sobre la marcha. También debo admitir que me conmoví al escuchar tu voz recitándolo. ¡Una que es sensible! Un abrazo y te he enlazado.

Susie dijo...

My first chick is poised on the edge of the nest and is ready to take her leap in a couple of very short weeks.

I will miss her so much, but I am SO proud of all she has achieved already. The fact that she is ready to fly...well, I've done a good job.

Alicia dijo...

Yes, Susie, I agree with you... You have done a great job!!! and, even though, it is painful to see them go, one has to accept the fact that life goes on and we have to keep on trying to turn our life into a masterpiece.

Conchi dijo...

Alicia, muy buen relato y lleno de verdades como puños, pero es que en el nidito se está tan a gustitoooo.

Ya viste que me animé a hacer una escapada. Cualquier día me da por volar y me presento en tu casa, jaja.
Un abrazo grande y gracias por tus comentarios, amiga.
Conchi

Anna Jorba Ricart dijo...

Alicia ya solo quedan 24 horas para el concurso nuevo de Paradela...tenia entendido que tu volvias a publicar...
Un saludo.

Alicia dijo...

Ana, gracias por recordármelo, pero se me ha complicado la semana y no voy a poder participar en esta ocasión. Un abrazo

FLACA dijo...

Sabio consejo, amiga mía, eso es así. Y una siente una gran satisfacción cuando ve que se independizan y comienzan a andar solos. Pero qué desasosiego, cómo se siente esa falta.
(http://lodelaflaca.blogspot.com/2009/09/extrano-desasosiego.html)
Un beso.