lunes, 13 de diciembre de 2010

De repente



Fue de repente, como siempre sucede con los acontecimientos decisivos. ¿Será que su aparición inesperada los reviste de una gravedad que no tendrían si hubieran sido la consecuencia de un largo y profundo desgaste?
Vivimos marcados por las incertidumbres: no tenemos conocimiento del día o la hora en que nuestra actuación llegará a su fin y la aparición de hechos repentinos nos aproxima peligrosamente hacia nuestra más íntima verdad.
¡Qué ciegos estábamos!, decimos entonces situados en esa zona en la que las piezas empiezan a encajar. ¡Y sordos!, añadimos: las alarmas sonaban confundidas con el deseo de nuestros oídos de fundirse con el canto de los pajarillos del jardín al oscurecer. Te veíamos ya deambular por esa peligrosa zona en la que los sueños se mezclan con los sufrimientos y las verdades últimas, que te han venido persiguiendo inútilmente, consiguen atraparte jadeantes rozándote las orejas con su cálido aliento.
¿Qué hacer?, nos preguntamos desde nuestro ahora, alzando los hombros en señal de impotencia. Extendemos torpemente los brazos que irremediablemente se desintegran nada más rozar la cortina de fluidos transparentes que separa nuestros mundos. Tengo la sensación de que el allá te va devorando y sus temidos pobladores, con sus desagradables voces, gritan todo aquello que más te duele. ¡Estoy aquí! ¡No temas! gritamos, aunque las palabras reboten y tú, que querrías creernos, nos mires asustada sabiendo en lo profundo que no podemos hacer nada.


29 comentarios:

Ligia dijo...

Una situación fuerte la que describes, no sé si será real, pero con tus palabras la he sentido así. Abrazos

mariajesusparadela dijo...

Nada de nada.
(Deja fluir)

mónica dijo...

Querida Alicia, ¡qué situación tan sumamente triste la que describes!

El otro día, en un post muy bueno, escribías sobre las ausencias. Creo que las ausencias más difíciles de asumir son aquellas en que el "ausente" sigue físicamente a nuestro lado. El sentimiento de lejanía y de tristeza puede ser más profundo y doloroso entre dos personas que, aún estando juntas, han pasado a vivir realidades diferentes, que entre dos personal a las que simplemente separan miles de kilómetros. Duele más sentir que la persona querida "está" sin estar en realidad, y, sobre todo, la impotencia que sentimos cuando intentamos salvar esa distancia y nos damos cuenta de que, pese a todos nuestros esfuerzos, es del todo imposible... Pero, en este caso que planteas, quiero creer que, aunque la mayoría de las veces la situación resulte irreversible, aunque no consigamos disipar los temores de ese ser querido ni hacer que se sienta comprendido por nosotros, al menos una pequeñita parte del cariño que le podamos brindar sí consegue atravesar esa corina de fluídos transparentes y llegar hasta ese otro mundo lejano y tenebroso. Bueno, eso espero...
La foto que has puesto me ha parecido muy acertada, veo confusión y miedo... La confusión y el miedo que todos sentimos ante esa situación, tanto el que se deja arrastrar a ese mundo fantasioso y poblado por los propios fantasmas, como el que sentimos los que nos quedamos en este mundo "más real".
Un abrazo muy muy fuerte.

Alicia dijo...

Gracias Ligia por tu puntual visita. Ahora mismo voy a ver a Rodin en tu blog. Un abrazo y feliz navidad si no coincidimos antes.

Alicia dijo...

A veces no es tan fácil dejar fluir... una tiene tendencia a intervenir, jaja. Un abrazo y feliz navidad

Alicia dijo...

Mónica, tus comentarios son siempre más exhaustivos y completos que mis posts...jaja. Es verdad eso que dices de que la ausencia 'presente' es quizás más dolorosa que la ausente, aunque algunos pensarán todo lo contrario. Bueno, que duermas bien... mañana será un día importante. Un beso

emejota dijo...

No se si me entero bien, pero los finales de las cosas me recuerdan a la muerte, aunque todavía se siga respirando. Un fuerte abrazo.

Gloria dijo...

Hola Alicia!!! Que alegria tu visita,me disculparás que no haya pasado por tu bloc durante tanto tiempo,pero como has podido ver en el mio ha sido por una circunstancia muy triste.

El escrito de "La ausencia" me ha gustado,pues aunque una persona no este nunca deja un sitio vacio.

Deseo que pases unas bonitas Fiestas y tengas un Próspero Año 2011.

Seguiremos en contacto querida comadre.

Un gran abrazo.
Gloria

tanci dijo...

Querida Alicia, me acongoja este post. Me llena de temor y angustia y si no quisiera hacer realidad tu reflexión, no me queda más remedio que bajar de mi ensoñación y darme de bruces contra esa realidad que expresas. Pero no lo deseo, no quiero oir, ni ver. Me amparo más bien en una carrera hacia adelante en la búsqueda tal vez de otro sentimiento más optimista y más esperanzador.Aun a sabiendas que todo lo que ha de ser será y lo sucedido es porque tenía que pasar.He leído tu escrito vatias veces y debo confesarte que necesito seguir leyéndolo.Tal vez no me gustan los "de repente", teniendo como siempre tengo los pies sobre la tierra.Te mando un abrazo fuerte.

virgi dijo...

Esas situaciones que "de repente" nos sumergen en un pozo del que no sabemos cómo ni por dónde salir.
Lo relatas muy bien, acorde con la imagen (¿de Escher?), escaleras que no nos llevan a ningún lado, espacios sin señales, sin luz...uy, mejor no sigo.
Besos, querida Alicia

Alicia dijo...

Gracias Emejota por tu amable y sincero comentario. Son situaciones de la vida que uno no sabe cómo lidiar. Te mando un abrazo

Alicia dijo...

Tanci, muchas gracias una vez más por venirme a ver y por dejar tu reacción impresa en un comentario. Ya sé que el post no es fácil y que tal vez sea un poco fuerte pero era lo único que se me ocurría y había que publicar algo o me quedaba definitivamente sin lectores, jaja... Bueno, bella flor, espero que nos veamos pronto. Besos

Alicia dijo...

Virgi, no seré yo la que no responda a un comentario... jaja. Como ves, me tocó el día 'grave' y la inspiración me hizo plasmar algo doloroso. La foto la bajé de internet y no sé de quién es... pero fue lo mejor que encontré para documentar lo escrito y sentido. Un abrazo, amiga.

Lola (pecado,docape) dijo...

De la ausencia y de ti me llene.
besitos

Alicia dijo...

Gracias Lola por tu comentario. Un saludo

m.eugènia creus-piqué dijo...

Alicia me has dejado acongojada, no se si entiendo bien que hablas de la muerte ?
Es que hoy estoy algo espesa.Un abrazo chica guapa.

Alicia dijo...

Geni, no te preocupes, en realidad no estaba hablando de la muerte sino de los estados de psicosis que está viviendo alguien cercano. Espero que las cosas mejoren pronto. Te mando un abrazo y mis felicidades por estas fechas.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Temo muchísimo esos "de repente". Cuando llegan a tu lado y te nombran como protagonista o secundaria de su reparto, es terrible.

Un beso y mi deseo de que haya solución satisfactoria para el "de repente" inspirador.

Alicia dijo...

Isabel, te agradezco muchísimo tu comentario. Espero que este 'de repente' se marche como vino... aunque, de momento, sólo tengo la esperanza. Un abrazo y feliz navidad.

Conchi dijo...

Querida Alicia, he leído tu entrada y no sé si es que ya estoy medio dormida a estas horas, o por qué, pero no me he enterado de nada. Sorry!!!
Espero que estés bien y también tu familia!!!
A ver si nos encontramos y echamos una charlita...
Un abrazo
Conchi

Desclasado dijo...

Otro que no sabe lo que ha leído.
La releo en otro momento a ver si soy yo que no estoy bien despierto.
Saludos.

virgi dijo...

Vuelvo para desearte una Feliz Navidad. Muchos besos.

m.eugènia creus-piqué dijo...

Hola mi niña, hoy día de Navidad te deseo que seas muy feliz con tu familia y que disfruteis mucho. Un beso muy grande.

ANTIQVA dijo...

Amiga, te deseo unas felices fiestas y un feliz año nuevo, que ya lo tenemos a la vista...

El relato me ha dejado estremecido. Lo has escrito magistralmente, pero me ha dejado estremecido...

Un abrazo, amiga

Natacha dijo...

Querida Alicia,
cuánto echo de menos estar por aquí... tengo el deseo de venir miles de veces, a tu casa y a algunas más...
pero desgraciadamente ando metida en un "de repente" de esos de los que hablas en tus letras...
Espero que tu no estés así, sino que simplemente describes situaciones ajenas, que bien podrías estar retratando la mía propia.
Te dejo aquí ese trocito de mi corazón que siempre fue tuyo.
Un beso, querida amiga.
Natacha

Recomenzar dijo...

Profundo tu texto de palabras intensas salidas del alma de un poeta

m.eugènia creus-piqué dijo...

Mi querida Alicia, paso a dejarte un fuerte abrazo, no me encuentro muy bie ultimamente. Un beso cariño.

Ligia dijo...

Paso por aquí a dejarte mi abrazo. Espero que todo marche bien.

Conchi dijo...

Querida Alicia, vine a saludarte. Espero que estés muy bien y que sigas haciendo eso que te gusta. No te olvido.
Un abrazo
Conchi