martes, 27 de abril de 2010

¡Ojalá vivas tiempos interesantes!

Si nos despidiéramos de alguien con la frase ¡Ojalá vivas tiempos interesantes! probablemente conseguiríamos que nuestro interlocutor sonriera satisfecho pensando que le deseamos un gran bien . Sin embargo, según oí en la radio hace unos días, los chinos la emplean como una especie de maldición. Los tiempos interesantes son, sin lugar a dudas, tiempos de grandes dificultades, de tal manera que lo único que hacemos al pronunciarla es lanzar a nuestro enemigo a un mundo confuso lleno de trampas.
Me pregunto entonces si a nosotros nos ha maldecido un chino pues los tiempos por los que discurrimos son bastante interesantes. Asistimos a un periodo de incertidumbre y depresión después del festín de los últimos años. Poco a poco hemos ido frunciendo el ceño al tiempo que cerrábamos las puertas de nuestras casas y nuestros corazones, sumidos en preocupaciones económicas y dilemas morales.
Las alarmas vibran en mi cabeza cada vez que voy al supermercado. Acostumbrada a ver subir los precios de la noche a la mañana, ahora contemplo estupefacta como el local se inunda de grandes etiquetas rojas que señalan las múltiples ofertas. Miro a mi alrededor asombrada esperando ver la alegría compartida de llevar una bolsa llena por poco dinero y todo lo que veo son clientas temerosas aferradas a un monedero manoseado en el que tintinean un par de monedas.
Las listas del paro cada vez más abultadas, los restaurantes vacíos, las calles desiertas, los infames programas televisivos, la pérdida de valores, la indignidad comprada con dinero. Los funcionarios en el punto de mira ridículamente acusados de haber producido la peor crisis de la historia, mientras los poderosos no cejan en sacar provecho hasta del último suspiro.
Es el castigo de la culpa el que nos devora por haber soñado que teníamos derecho a una vida mejor, por haber querido que nuestros hijos tuvieran más oportunidades que nosotros, por haber caído presas de una publicidad que tiraba de nuestras tarjetas de plástico para invitarnos a comprar por comprar.
Y mientras, espantados, entonamos el 'mea culpa', el mundo se conmociona con guerras declaradas en nombre de Dios, jueces sentados en los banquillos, papas a punto de ser procesados, curas pederastas y niños sicarios.
¿Hay alguien que aún dude de que, efectivamente, 'estamos viviendo tiempos interesantes'?

22 comentarios:

Mirella dijo...

Congratulation my friend , it looks very good !!! Brand new layout! I am sure the content is still as good!
Love and kisses!

tanci dijo...

Hola ELLA. Me alegro de haber encontrado este blog que, por otra parte, nos va servir para continuar la línea en el tiempo. Tiempos interesantes en los que, de alguna manera,uno debe de sacarle siempre, al menos, una enseñanza. Tiempos difíciles en los que también nos harán madurar en nuestra senda.Y ¿Tiempos modernos?. No sé... sea lo que fuere. Bienvenida a una línea contínua en la indudablemente pueden haber algunos vericuetos, algunas curvas. Pero adelante, siempre adelante.
Te envío el más bonito de mis abrazos en la seguridad de haberme metido en un blog que, cuánto menos, va a ser interesante. Me alegra mucho.

Mirella dijo...

What do you mean by 2 & 2 make 4?

mónica dijo...

¡Ali, al final no he podido resistir la tentación de dejarte unas palabras, aunque solo sea para decirte que me alegro un montón de que hayas abierto este nuevo espacio! Basta leer este primer post para saber que será un lugar de encuentro verdaderamente interesante. Un beso y hasta muy pronto!

ella dijo...

Mireilla, I don't really know what I mean, but I guess it's kind of saying that things are what they are, just like two and two make four... I'm glad to get your visit and I will link your blog to mine. I hope you feel better now!! Kisses

ella dijo...

Querida tanci, siempre puntual a tu cita... aunque me cambie el nombre eh? Espero que sigamos juntas contemplando estos tiempos tan interesantes que nos ha tocado vivir y vivirlo sin sentir que hemos sido víctimas de una maldición. Te mando un abrazo y te agradezco tu pronta respuesta a mi invitación.

ella dijo...

¡Qué te puedo decir, Mónica, que no te haya dicho! ¡Muchas gracias por tu comentario tan lleno de cariño y buenos deseos! Espero que podamos seguir en contacto a través de muchos blogs como este que comienza hoy. Un abrazo y ya sabes donde estamos.

Candela dijo...

Felicidades por tu nuevo blog, que promete ser interesante, como cabía esperar de ti. Un abrazo.

ella dijo...

Gracias Candela, sabes que estaré encantada de tenerte por aquí puntualizando mis opiniones. Te mando un fuerte abrazo

ANTIQVA dijo...

Amiga, me siento un privilegiado... Te conozco, por tu nombre, desde antes de que nacieras... Uhm, sin duda soy un privilegiado.

Te deseo todo lo mejor en esta andadura que ahora inicias, querida amiga... Y que estos tiempos "tan interesantes" vuelvan pronto a la normalidad.

Un abrazo, amiga

Conchi dijo...

Querida amiga,
antes de nada quiero felicitarte por tu nuevo blog y agradecerte que sigas escribiendo ya que me encanta leerte.
Todo lo que escribiste es cierto. Estamos viviendo "unos tiempos muy interesantes", sin duda. ¿Pero serán estas las vacas gordas y aún tienen que venir las flacas? Uhmmm.
Un abrazo muy grande.
Te sigo
Conchi

mariajesusparadela dijo...

Gracias por recibirme también en tu nueva casa.
De acuerdo, tiempos interesantísimos, ojalá fueran absolutamente aburridos...

mónica dijo...

Hoy he vuelto a leer tu post con más calma y me he detenido ante una frase que me ha impactado especialmente: eso de que “la culpa nos devora por haber soñado que teníamos derecho a una vida mejor” ¡Qué acertada manera de describir el sentimiento de muchos, y qué horrible a la vez, qué cruel! ¿Verdad? ¡Como si no fuese un legítimo derecho de toda persona el soñar con unas mejores condiciones!
No entiendo nada de estos temas, pero supongo que este período de crisis que atravesamos era la única consecuencia posible de esa economía ficticia que grandes especuladores montaron en base a los sueños y a la ingenuidad de muchos. Poco se puede hacer, salvo aguantar el chaparrón y, como dice Tanci, sacar alguna enseñanza de lo aprendido. A mí lo que me resulta más descorazonador es que esa situación de angustia que atraviesan muchas familias esté encima siendo aprovechada por los que han dirigido toda esta farsa para sacar aún más beneficio. Bancos y grandes empresarios recibiendo inyecciones públicas de capital mientras se recortan prestaciones a los trabajadores... Incluso más que la pérdida en sí de poder adquisitivo de los trabajadores, me preocupa especialmente el grave retroceso que podría acarrear esta crisis en cuanto a derechos laborales. Logros alcanzados en las últimas décadas y que parecían ya afianzados ahora se tambalean: se habla de facilitar el despido y se barajan nuevas formas de “contratos basura”, todo ello con el pretexto de frenar la temida crisis y mientras los mismos especuladores que se han enriquecido durante todos estos años se frotan las manos ante los beneficios adicionales que les aportarán estas medidas. Y al final, los que acaban pagando son los de siempre, los de abajo, los que se atrevieron a soñar y los que no... Al menos los primeros, aquellos que se construyeron sus castillos en el aire y vivieron en ellos hasta que éstos se desmoronaron, durante un tiempo vivieron en la ilusión de disfrutar de una situación de gran bonanza económica y, como se suele decir, ¡que les quiten lo bailao! Otros, más cautos, menos ingenuos o quizás menos valientes, ni tan siquiera tuvieron la oportunidad de equivocarse intentando hacer realidad sus sueños, y sin embargo ellos también pagarán las consecuencias... En fin, que no entiendo nada. Pero sí, la situación es sin duda bien interesante... ¡Besitos!

sinkuenta dijo...

Antiqva, me halagan tus comentarios, aunque siento decir que al final he optado por seguir con el mismo nombre puesto que la mayoría me conocéis por él... Espero seguir compartiendo este año contigo a través de tu blog y el mío... al fin y al cabo somos ¡compadres! Un abrazo

sinkuenta dijo...

Conchi, esperemos que la maldición del chino haya dejado de surtir efecto y entremos en épocas más chatas... para así poder navegar contigo a través de los blogs. Un abrazo (espero que no te marees en la navegación, jaja)

sinkuenta dijo...

M Jesús, espero que pasemos tiempos aburridos próximamente pues estos tiempos tan interesantes van a terminar con todo... Un abrazo y, por supuesto, siempre bienvenida (He decidido conservar mi antiguo nombre)

sinkuenta dijo...

Mónica, tu comentario es todo un post!! Seguro que cuando estés más libre podremos escribir algo a medias... yo lo esbozo y tú le das la profundidad y la dimensión. Un abrazo, querida amiga

Ligia dijo...

Te felicito por este nuevo blog, que seguro me cautivará como el anterior. Abrazos

Conchi dijo...

Yo siempre te diré Sinkuenta, querida Alicia. Me gusta y, además, se pronuncia como nosotros pronunciamos cincuenta en andaluz, pero no lo asocio a un nº, fíjate, lo asocio a un nombre, el tuyo. Ya te dije una vez que me escribiste un email con tu nombre que no sabía quién eras, jaja y eso que sabía que te llamabas Alicia. (Por cierto, estás muy guapa en la foto!)

Ah, seguro que no me mareo en este paseo por los blogs. Por aquí me gusta navegar, además de que como yo llevo el timón voy por donde quiero!

Te mando un fuerte abrazo
Conchi

(¿Quieres creer que no me deja seguirte con mi nick? Me deja con Conral, que es el otro, pero no con Conchi. Lo dejaré para otro momento a ver si estás despistado blogger)

Otra cosa!!! Te recuerdo que al tener que verificar la palabra no podrá entrar Piedad, por ejemplo...

Alicia dijo...

Gracias Ligia por tu fidelidad y entusiasmo. Espero que sigamos en contacto por mucho tiempo. Un abrazo

Alicia dijo...

Gracias Conchi por tu comentario. Tú te puedes referir a mí como quieras, como Sinkuenta o como Alicia, que yo ya estoy hecha tal fuerte lío que prefiero no darle más vueltas al asunto...
He arreglado lo de la verificación de la palabra para que Piedad pueda acceder sin obstáculos si así lo deseara y te agradezco tu apoyo y fe hacia este blog. Un abrazo fuerte, amiga

pedro dijo...

Estamos viviendo tiempo mas que interesantes; no tomado desde el significado de la maldición China sinó que la vida se está reajustando. ¿ No se estan dando cuenta como todo se esta aclarando ? Para aquellos que despues de muchísimos años, se han mudado de casa y al quitar cosas, ¿ se dan cuenta de cuanta porquería inservible tenian guardada y enpiezan a sacar del medio ? ¡¡¡ Bueno eso está pasando precisamente en el mundo !!! Se están cayendo las máscaras, se estan descubriendo las mentiras, se está corriendo el telón en el horizonte. Van a surgir nuevos líderes, nuevas teorías. La palabra mas repetida en la Biblia es "Dios es Amor" y "no tengas miedo".